¿Qué tanto distraen los niños al conducir?
Vaziri Octubre 15, 2021 (1)

Conducir de manera distraída se refiere a manejar mientras realizas cualquier otra acción que cause que dejes de poner atención en el camino y en la conducción. Algunos ejemplos de esto pueden ser hablar por teléfono, enviar mensajes de texto, comer, jugar con los controles del auto o algún dispositivo, maquillarse, etc. Lamentablemente, la conducción distraída provoca miles de accidentes fatales cada año en los Estados Unidos, y de acuerdo a estadísticas de la NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras), esta actividad cobró 3.477 vidas tan solo en el 2015. No obstante, la frecuencia con la que esto ocurre sigue en aumento.

Para algunas personas, sin embargo, existe una distracción que puede ser mucho mayor que las mencionadas anteriormente: viajar con niños pequeños en el auto.

Sabemos que los niños y bebés requieren de muchísima atención, y que los padres se preocupan y se estresan cuando algo les ocurre. De acuerdo a una investigación que se llevó a cabo en Australia, viajar con niños puede distraer al conductor doce veces más que hablar por teléfono o enviar mensajes de texto. Lo que es más preocupante aún, el estudió descubrió que los padres a menudo apartan la vista completamente de la carretera para poder atender alguna necesidad del niño. Se estimó que, en un viaje promedio de 16 minutos, un padre puede desviar la vista del volante hasta por un total de 3.5 minutos. ¡Tres minutos y medio! Imaginemos todas las cosas que podrían ocurrir en ese tiempo.

Mientras que puede ser muy fácil simplemente apagar un celular, ponerlo en la guantera y no hacerle caso, ¿cómo ignorar los gritos y llanto de un niños desesperado o hambriento? Los niños pueden hacer muchas cosas para distraer a sus papás.  Algunos ejemplos incluyen:

  • Tirar cosas al piso del automóvil, como sus juguetes o sus vasos o mamilas.
  • Pueden sentir hambre
  • Necesitar un cambio de pañal
  • Sentirse mal o marearse durante el viaje
  • Vomitar
  • Pelear entre hermanos
  • Gritar y llorar
  • Aventar objetos
  • Patear el asiento del conductor

Por lo tanto, es sumamente importante planear un viaje antes de salir a conducir con niños en el auto. Procura que sus necesidades básicas se encuentren cubiertas antes de iniciar el viaje, y que tengan todo a la mano. Si algún incidente ocurriera durante ese tiempo, lo mejor es que te estaciones y resuelvas la incomodidad de tus niños.